5 verdades sobre el amor y el peso

9

Feb, 2017

Nada le gusta más a una mente atrapada en el peso, que seguir un plan de alimentación estricto y tener todo bajo control.

Si ya tienes tan claro lo que vas a hacer para adelgazar, ¿qué es lo que falla? que no has tenido en cuenta que la restricción, el control y la rigidez, no van contigo. Una vida light, no te permite ser tú misma; una existencia 0% te anula; y un día tras otro sin calorías, te consume.

Tu mente se ha olvidado de ti al hacer el plan. Y este es el tema: adelgazar requiere tu presencia. Tienes que estar involucrada en el proceso de manera consciente, porque sólo nutriendo lo que sientes y anhelas, podrás soltar ese peso sin renunciar a disfrutar de tu vida.

El ingrediente básico para que esto suceda es el amor. Así que hoy voy a contarte 5 verdades sobre su relación con el peso.

 

Una verdadera relación de amor contigo misma te libera para siempre de los problemas de peso

“El amor del corazón no es una emoción, es un estado de conciencia inteligente” Annie Marquier

1. El peso te aleja del amor

Vivir con tu atención puesta en el peso, no te permite abrirte al amor por ti misma, y te impide adelgazar. Dale la vuelta. Tu cuerpo está a tu servicio 24 horas cada día, trabajando sin descanso para que todo funcione, y procurando que tengas la mejor experiencia de vida posible. No te echa en cara que comas de más, que no lo muevas, ni que lo rechaces por lo que pesa. Se mantiene ahí, en una muestra constante de amor incondicional por ti. Aguantará todo lo que pueda, hasta el final. Sólo con que te decidas a apreciar algo de ti, podrás abrir la puerta al amor por ti misma, y conocer todo lo que te espera al otro lado.

 

2. La falta de amor da hambre

Cualquier tipo de carencia puede provocarte hambre, y la falta de amor es una de las más comunes. Cuando la sentimos, buscamos el amor de otros, sin darnos cuenta de que la única manera de llenar ese vacío es volver la mirada hacia nosotras mismas. La comida conseguirá distraerte por unos momentos, pero la sensación de vacío volverá… y entonces tendrás dos problemas. Imagina que una persona, a la que quieres profundamente, está sufriendo por su peso, ¿cómo te comportarías con ella?, ¿serías comprensiva?, ¿amable?, ¿cariñosa?, ¿qué crees que le dirías? Haz eso contigo misma a partir de ahora.

 

3. El amor te libera del peso

En el momento en que empiezas a amarte a ti misma, el peso deja de ser un problema, y puedes liberarte de él con facilidad. Quererte es incompatible con sufrir por el peso. Aceptarte y apreciarte te abre a ver tu cuerpo de otra manera y te permite decidir, con total serenidad, si en este momento de tu vida necesitas perder esos kilos. También te darás cuenta de que el peso ha cumplido una importante función en tu vida, cuando comer de más era el único recurso que tenías para sentirte mejor. Entenderás lo que te ha ocurrido, podrás agradecerlo y, también, despedirte de ese peso sin esfuerzo.

 

4. Tu mente no quiere que te quieras

Si oyes hablar del amor por ti misma y piensas: “como si fuera tan fácil”; “claro, claro, hay que quererse”… te propongo que pares un momento y observes cómo tu mente trata de alejarte de la idea de quererte, haciéndote creer que es algo difuso, lejano, complicado; que suena bien, pero es poco práctico para ti. Tu mente no quiere que te quieras porque eso cambia las reglas del juego, y a ella siempre le ha gustado ganar. Se defenderá de todo lo que suponga hacer algo diferente, y tratará de convencerte de que intentar adelgazar como siempre, es lo mejor para ti. Es hora de que tomes el mando y pongas tu mente a trabajar para ti.

 

5. Tu corazón tiene la respuesta

Si piensas demasiado en algo, cada vez lo complicas más. ¿Te ha pasado alguna vez? por ejemplo, cuando tienes que elegir entre dos opciones, y no paras de analizar las ventajas e inconvenientes de cada una. Te puedes pasar toda una vida dando vueltas a un tema en tu cabeza, cuando tu corazón es capaz de darte una respuesta inmediata y libre de toda duda. Vivir desde el corazón te hará la vida fácil, te permitirá conectar con quien tú eres realmente, y con toda la sabiduría que guardas dentro de ti. Cuando vives desde ahí y te asientas en la certeza de ser suficiente, válida y merecedora, puedes ver tus problemas de otra manera. Cuidarte se convertirá en algo natural y el peso, simplemente, desaparecerá.

 


 

¿Te interesa que escriba más sobre alguno de los temas de este post? ¡dímelo abajo en los comentarios! estaré encantada de hacerlo :)

Suscríbete para recibir GRATIS

mis post llenos de inspiración 

para salir de la trampa del peso

Pin It on Pinterest

Share This