Tienes el cuerpo que piensas

12

Ene, 2017

Tu problema de peso se ve en tu cuerpo, pero está en tu mente.

Nos empeñamos en moldear nuestro cuerpo a base de dietas y restricciones, cuando la clave está en moldear la mente, aprendiendo a ponerla a nuestro favor.

Un ejemplo fácil. Si te levantas pensando que vas a tener un mal día, lo tendrás. El día es como cualquier otro, pero tú interpretarás que lo que te va ocurriendo es malo. Si tropiezas por la calle pensarás “ya sabía yo que iba a ser un mal día”; y de esa manera irás reforzando tu pensamiento y dando forma a tu realidad.

Esto mismo te ocurre contigo y con tu cuerpo. Lo que eres y lo que puedes llegar a ser, el aspecto que tienes y el que puedes llegar a tener, depende básicamente de los pensamientos que mantengas en tu cabeza la mayor parte del tiempo.

Si quieres superar tu problema de peso, cambia los pensamientos que mantienes en tu mente

“Nuestro cuerpo es un fiel reflejo de lo que creemos sobre nosotras mismas”

Si crees que eres gorda, será complicado que dejes de serlo. Si crees que adelgazar es muy difícil, así será. Si crees que vas a volver a engordar, te pasará de nuevo. Si crees que tu sobrepeso es genético y que no hay nada que tú puedas hacer, eso ocurrirá.

Nuestra propia vida nos muestra como un espejo aquello que creemos firmemente acerca de nosotras mismas, de nuestro cuerpo, de las personas que nos rodean, ¡y de la misma vida!

Elige lo que crees y serás la dueña de tu vida y de tu peso

Date cuenta de que tú puedes elegir lo que quieres pensar en cada momento. ¡Eres mucho más que tus pensamientos! lo único que tienes que hacer es dejar de identificarte con ellos, entender que la que manda eres tú.

Estoy segura de que ya no piensas lo mismo que cuando eras una adolescente sobre casi ningún tema. Los pensamientos no son verdades absolutas ¡escoge aquellos que te ayuden a conseguir lo que deseas!

Cuando yo entendí esto, quise comprobarlo en mi propia vida y decidí cambiar lo que creía respecto a mi problema de peso:

  • Decidí creer que era posible adelgazar todo lo que yo quería
  • Decidí creer que no volvería a engordar
  • Decidí creer que el peso ya no volvería a ser un problema para mí
  • Decidí creer que el proceso de cambio iba a ser placentero y fácil

Y eso fue lo que ocurrió.

Si sientes que no puedes adelgazar, revisa lo que crees sobre perder peso, ¿te parece difícil?, ¿crees que tú no puedes?, ¿piensas que sólo lo conseguirás si pasas hambre?, ¿crees que te mereces ser delgada?

Todas tenemos la capacidad de desbloquear aquellas ideas que nos impiden adelgazar, dándonos cuenta de que no tienen base alguna, y decidiendo apostar por aquellas que nos facilitan el camino.

Creas lo que crees

Durante el último año, he podido comprobar la gran verdad que encierra esta afirmación, y no solo en mi cambio físico.

Cuando decidimos creer que podemos conseguir algo que nos ilusiona de verdad, y mantenemos en nuestra cabeza pensamientos favorables a ello, generamos emociones que nos empujan a la acción y todo nuestro ser trabaja para hacer realidad aquello que deseamos y creemos que es posible.

Si te resulta difícil cambiar lo que crees sobre un tema, date cuenta de que la mayoría de las cosas que creemos no son opiniones propias, las hemos heredado. Sólo son ideas que crecimos escuchando e integramos como nuestras.

Revisa lo que quieres pensar a partir de hoy sobre tu cambio físico y decide libremente creer en ello, ¡no tardarás en ver los cambios en tu vida y en tu cuerpo!

Suscríbete para recibir GRATIS

mis post llenos de inspiración 

para salir de la trampa del peso

Pin It on Pinterest

Share This